Niños y niñas de escuelas municipales opinan y hacen sus propuestas en Parlamento Escolar Saludable

Tener más horas de Educación Física y talleres deportivos, desarrollar olimpiadas inclusivas,  menos celebraciones con comida chatarra y tener solo colaciones saludables, fueron algunas de las propuestas que los estudiantes de diversos establecimientos municipales de Puerto Aysén hicieron presente en el Primer Parlamento Escolar Saludable en la región.

En la jornada organizada por las Seremis de Salud y de Educación, que se enmarca en el Sistema Elige Vivir Sano en Comunidad, en el Modelo de Gestión Aulas de Bien Estar y en la Estrategia Establecimientos Educacionales Promotores de la Salud, los estudiantes de pre-básica a octavo básico de establecimientos de la comuna, junto con presenciar una obra de teatro sobre estilos de vida saludables, hicieron sus propuestas para tener establecimientos y entornos más saludables.

La Seremi de Salud, Ana María Navarrete, detalló que en este foro se pudo conversar “principalmente temáticas propias de los escolares, lo que ellos quieren y lo que se puede mejorar, en torno a convivencia escolar, Ley 20.606 que es la ley de los alimentos y también a otras actividades que favorezcan una vida más saludable”.

Por su parte el Seremi de Educación, Patricio Bórquez, destacó que estas iniciativas ayudan a “poder avanzar en convivencia y participación ciudadana, y también poder mejorar los estilos de vida saludables. La calidad de la educación, no pasa solo por tener un buen SIMCE”.

Quien también se refirió de la jornada, fue el Director de Educación municipal, Victor Oyarzún, quien destacó la importancia que tiene la realización de actividades como estas “como DEM estamos felices que se ejecuten instancias como el parlamento escolar, pues esto mejora el conocimiento, las competencias cívicas de los alumnos y los niveles de participación en sociedad como la nuestra”

El Parlamento Escolar Saludable, también es una acción constitutiva del plan de formación ciudadana, pues intenciona, a través de un mecanismo de participación, la vinculación de las y los estudiantes en temas de interés público, la ciudadanía crítica y la Convención de los Derechos del Niño.