Municipio aysenino promueve el kayak inclusivo para personas con discapacidad

La actividad denominada “kayak inclusivo”, organizada por la ilustre Municipalidad de Aysén a través de su oficina de turismo en conjunto con la oficina  municipal de discapacidad e inclusión, destacó en el programa “Verano en Aysén” por lo significativo de la iniciativa.

El sector Bahía Acantilada de Puerto Aysén, fue el lugar escogido por los organizadores para llevar a cabo el evento deportivo inclusivo, que contó con la participación de una treintena personas.

Uno de los encargados de la jornada, Chantal Romero, coordinadora de la oficina municipal de discapacidad e inclusión, entrego antecedentes sobre cómo se gestó la idea de “Kayak inclusivo”, “como OMDI no quisimos estar fuera de este programa de actividades de verano en Aysén, y quisimos darle el espacio y una mirada diferente a esta actividad que ya se había en una instancia anterior con mucho éxito, y esta vez quisimos retomarla considerando a quienes no pudieron ser parte en su primera versión, quedamos muy felices con el resultado de la actividad, verlos a ellos disfrutar de la experiencia nos llena de satisfacción, como oficina uno de nuestros objetivos es cambiar el concepto de inclusión dentro del municipio y la comunidad, y este tipo de cosas nos ayudan de cierta manera a lograr aquello”.

Bianca Marín, de 32 años, fue una de las participantes quien disfrutó enormemente de la experiencia, finalizada la jornada comentó, “nunca antes me había subido a un kayak, yo me imaginaba que la persona de colocaba de pie y de esa forma remaba, pese a que me costó coordinarme para remar, me gustó mucho andar en kayak, y estoy muy feliz de haber tenido la oportunidad de vivir esto, ahora existe la inclusión y a nosotros nos toman en cuenta, nos sentimos integrados como personas y eso es muy importante“.

Parte del apoyo logístico y uno de los monitores certificados de la actividad, Rolando Toledo, relató que se sentía muy a gusto realizando este tipo de labores, que no sólo lo satisfacía profesionalmente sino a también de manera personal, “curiosamente desde mucho años tenía esta inquietud de hacer algo de tipo inclusivo, y al verla materializada ahora a través de la municipalidad, lo encuentro espectacular, al darle el espacio a esta gente de vivenciar esto, aporta mucho a que seamos mejores personas, esto es una forma diferente de enseñar utilizando otras estrategias recurriendo a la su memoria muscular y siendo más creativo, y adaptándose ya prendiendo de ellos lo encontré genial en el aspecto profesional, y en el aspecto personal verlos disfrutar fue muy grato, felicitaciones a los organizadores por esta hermosa actividad”.

Para aquellas personas que tienen discapacidad sensorial, la práctica del deporte puede constituir una forma de obtener información, captar, aprender y dominar el entorno que lo rodea. La práctica del canotaje como actividad recreativa permite una ampliación del horizonte de referencia, ya que el contacto con la naturaleza, y en especial el fluir del agua, ofrece una sensación de libertad, al sentir la velocidad en los desplazamientos de la embarcación, Los sonidos y las sensaciones que proporcionan el agua, el viento o las aves generan estímulos para la mente  el cuerpo, que actúan como revitalizadores terapéuticos contra el estrés de la vida cotidiana.