MAVI visitó a la comunidad educativa de la escuela Litoral Austral

Feliz se mostró la comunidad educativa de la escuela Litoral Austral de Puerto Aysén, quienes fueron visitados por el equipo del Museo de Artes Visuales de Santiago, en el marco del proyecto “El museo va a la escuela”, desarrollado conjuntamente entre el MAVI y la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, JUNAEB.

Esta iniciativa, que se realiza desde hace un par de años en la Región Metropolitana, nació con la finalidad de “abarcar a una cantidad de niños, y sacar las obras de la colección del Museo de Artes Visuales, MAVI, de las paredes del museo a los espacios formativos. No siempre existe la posibilidad de que los chicos salgan a e la escuela para visitar estos espacios culturales y no tiene muchas veces acceso a la cultura. Entonces nosotros trasladamos nuestras obras a los establecimientos, principalmente a aquellos en riesgos sociales. Hemos abarcado así a la Región Metropolitana, el 2018 a la región de Iquique y este año nos propusimos como desafío venir al sur”, indicó Francisca López, encargada del proyecto.

“En un momento postulamos a los fondos de JUNAEB de las actividades recreativas culturales y nos adjudicamos este proyecto en la comuna de Aysén, porque nos cuentan que muchas cosas suceden en Coyhaique, pero no en Puerto Aysén. También, territorialmente es un desafío para nosotros pero estamos felices. Estuvimos en Villa Mañihuales, fue una experiencia hermosa, nos han recibido maravillosamente. Estamos contentos, la recepción, la organización, el nivel de colaboración que tienen los establecimientos acá es notable y felicitarlos por eso también. Hemos estado con contacto con el Departamento de Educación y ellos nos dieron algunas pistas de los establecimientos que podríamos intervenir”, continuó.

La actividad constó de cuatro módulos de manifestaciones artísticas instaladas en diversos espacios de la escuela. El primero de ellos, un módulo serigráfico, que es una técnica de impresión que consiste en preparar una pantalla o bastidor con una tela tensada en la que se plasma un diseño mediante la aplicación de un barniz que bloquea la zona de la tela sin imagen. El segundo módulo es un cuenta cuentos inclusivo, donde una persona sorda cuenta un cuento a los niños asistentes a través de lengua de señas, que un intérprete va traduciendo a los presentes. El tercer módulo es una mediación de obras, “nosotros traemos la colección privada del museo para los colegios, instalamos un circuito por profesionales mediadores artísticos, las obras son mediadas y en este caso es un apersona ciega haciendo una medicación áptica para que los niños conozcan otras formas de vincularse con el arte”, y el último módulo es la presentación de un artista quien explica cómo fue el proceso de la construcción de su obra.

“Nos contaron que teníamos que comer un fruto acá, el calafate, para volver. Tenemos muchas ganas de que esta instancia se repita, de que podamos abarcar a más estudiantes, de que haya más beneficiarios, de que podamos intervenir más escuelas, somos unos convencidos de que la educación a través del arte, proyecta una sociedad mucho mejor”, señaló Francisca López.

La recepción de los pequeños estudiantes fue totalmente positiva, tal cual indicó la alumna Javiera Gómez de 5° año básico -de 10 años-, “fue muy bonito porque pudimos vivir experiencias de los que no escuchan y no ven. Me gustó harto. Lo que más me gustó fue el cuento porque pude ver cómo las personas se comunican con señas, y también pudimos vivir esa experiencia con todos mis compañeros. Me gustó mucho y espero pueda repetirse”.

Por su parte, el director del establecimiento educacional, Carlos Alarcón relevó esta actividad dado que “uno de nuestros sellos como unidad educativa es justamente el arte, y desde hace un par de años le hemos venido dando la importancia que el arte debe tener en un establecimiento educacional, para ello hemos ido buscando distintas posibilidades de destacar esta área. El que haya venido esta delegación de artes visuales desde Santiago para nosotros es tremendamente reconfortante porque viene precisamente a apoyarnos en una de las líneas en la que estamos trabajando. Además, porque consideramos en esta actividad a nuestros alumnos dese prekinder hasta sexto básico sin distinción de ningún tipo, todos participaron de igual forma en todos los módulos y las actividades que fueron preparadas para la ocasión, porque esa es la idea. Para nosotros es una experiencia muy bonita la que hemos vivido así que felices por ello”.

Agregó que “los profesores de esta escuela son tremendamente creativos, siempre en la búsqueda de alternativas para trabajar con los niños. Este año por segunda vez vamos a realizar la Feria de la Ciencia y la Tecnología, que es una semana de actividades donde hay una serie de instancias como concurso de autos reciclados, así como presentación de acuerdo a temáticas como el científico del día, este año será el calentamiento global y se trabajará en función de eso, así que muy contentos porque siempre estamos trabajando y aplicando otras actividades que los mismos docentes van implementando y que significa que los niños aprenden de otra forma, no tan sólo en el aula sino que aprovechando todos los espacios”, finalizó.