ESCUELA ALMIRANTE SIMPSON REALIZÓ PROGRAMA DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE PARA NIÑOS DE PRE-BÁSICA

SONY DSCLa región de Aysén es una de las zonas del país que presenta uno de los niveles más altos de obesidad infantil, muy por sobre el promedio nacional, situación que ha causado gran preocupación en la población general. Debido a lo anterior la Escuela Almirante Simpson de Puerto Chacabuco, no quiso quedar ajena ante esta realidad, por lo cual ideo como proyecto educativo un programa que busca incentivar la alimentación saludable desde el nivel parvulario.

Por medio de presentaciones, cantos, bailes y una degustación a base de fruta natural, yogurt, cereales y frutos secos, los alumnos de pre-kinder y kínder le enseñaron a sus padres y apoderados lo aprendido en dicho programa sobre comida sana.

El director del establecimiento educacional Adrian Becerra, comentó respecto a la importante iniciativa saludable “dentro del proyecto educativo que tiene el establecimiento, está a nivel de educación parvularia realizar actividad que hoy en día vayan en directo beneficio de los niños y también hacia los apoderados, como está actividad denominada “conociendo nuestro cuerpo y sus características”, el cual tiene por objetivo permitirles a los niños educarse sobre el cuerpo humano y la vez saber cuales son aquellos alimentos más saludables para su nutrición, estamos entregando junto con esto una cartilla a los padres y apoderados para informarlos sobre los productos que deben consumir y como deben alimentarse los niños a temprana edad.”

Las profesoras Cristina Carrasco y Claudia Panichini, fueron las encargadas de la educativa actividad quienes señalaron que el objetivo de la actividad era “fomentar el estilo saludable de nuestros alumnos, orientados desde sala cuna hasta los niveles de transiciones. La idea de este programa fue ellos conozcan de que se trata la alimentación sana, que es bueno para cuerpo y que no lo es, de tal manera que vayan adquiriendo el hábito alimenticio positivo.”SONY DSC

Por último las profesionales indicaron que jornadas como esta se volverán a repetir dentro del año escolar, y que esperar que otras escuelas puedan replicar la iniciativas; entendiendo que la región tiene una cifra muy alta en obesidad infantil que bordea el 30% versus el 21% a nivel nacional, por tanto es una gran tarea que con programas como este se puede revertir.