BARRIO RIBERA SUR ORIENTE ESCOGIÓ REPRESENTANTES PARA EL CONSEJO VECINAL DE DESARROLLO

CVDUna de las instancias más importantes del Programa Quiero Mi Barrio es la elección de los representantes de Consejo de Desarrollo Vecinal-CDV- que el viernes recién pasado se realizó en el barrio Ribera Sur Oriente con la participación de un importante número de vecinos, y ante la atenta mirada de los profesionales del MINVU y del municipio de Aysén, que son quienes ejecutan este programa en la comuna porteña.

En la oportunidad, el CDV del barrio Ribera Sur Oriente quedó integrado por: Mario Elgueta (Presidente), Luz Cheuquemán (Secretaria), Tatiana Gómez (Tesorera), Jeanette Leviñanco (1°Director) y Nelson Ruiz (2°Director), quienes tendrán una importante misión, tal como lo indicó la asistente social que integra el equipo a cargo de desarrollo de este programa en dicho barrio, Fabiola Rain: “este consejo tiene una importante misión, que es la  de cumplir con un rol participativo y fiscalizador en las diferentes acciones que el programa ejecute, considerando a los vecinos como en toma de decisiones, a través de sus intereses y opiniones, ya que al ser elegidos por sus vecinos cuentan con la confianza de ellos, por lo tanto a sus tareas se supervisar obras en terreno, participar en reuniones técnicas, y mantener un trabajo coordinado con las redes existentes en nuestro barrio”.

“Este consejo se caracteriza por ser  una organización independiente de las demás organizaciones que existen en el barrio, así mismo posee personalidad jurídica de tipo funcional, sin fines de lucro, pero a pesar de ello debe realizar un trabajo mancomunado con otras organizaciones que convivan en la Ribera Sur Oriente”, aclaró la profesional.

Cabe destacar que la estrategia de intervención del programa Quiero Mi Barrio está estructurada en dos componentes: uno físico y otro social. El componente físico hace referencia a obras de mejoramiento del espacio público y a la construcción de equipamiento. El componente social abarca un completo proceso de participación que se inicia con la elección del Consejo Vecinal de Desarrollo que definirá el programa de intervención recogido en el Contrato de Barrio.