ALCALDE DE AYSÉN RESPONDE ANTE CUESTIONAMIENTOS DE SU GESTIÓN: “NO PODEMOS HACERNOS CARGO DE LAS TORPEZAS DE LA ADMINISTRACIÓN ANTERIOR”

doncataCon esta frase el edil de Aysén, Oscar Catalán Sánchez respondió explicando con argumentos ante el cuestionamiento que se le hizo a la actual gestión municipal, a raíz de una inspección que se realizó en el día de ayer al Gimnasio de la Escuela Poetisa Gabriela Mistral por don Rodrigo Solis, del Gobierno Regional, a petición del Consejero en ejercicio Don Julio Uribe.

A tal visita inspectiva se sumaron la concejal María InézOyarzún, el Consejero Regional (electo)  Julio Rosell, la jefa de UTP Ana Bahamondes, el Director (S) de la Escuela y el centro de padres y apoderados, al proyecto del gimnasio de la escuela Poetisa Gabriela Mistral.

Como resultado de la inspección hubo cuestionamientos de los personeros políticos respecto del avance de las obras, en especial en lo que dice relación con la falta de piso o carpeta deportiva del recinto,.

En la oportunidad, la máxima autoridad comunal declaró: “la fiscalización siempre es necesaria, pero debe hacerse con conocimiento de causa. Este gimnasio se empezó a construir hace 3 años bajo la administración anterior, a cargo de ex alcaldesa la Sra. Marisol Martínez; la empresa que se adjudicó el proyecto fue TECMYC LTDA.  y dicha obra aún no puede entregarse debido a que está inconclusa por problemas técnicos que se arrastran de la de gestión pasada.

En problema más grave se gestó en la etapa de la instalación del piso, producto de que terreno cedió y la plataforma de concreto se hundió, todo ello debido de un mal estudio ingenieril de suelo.

El proyecto que tuvo un costo inicial  de $425 millones, a lo que se sumó una vez ocurrido el hundimiento la suma de  $19 millones proporcionados por el gobierno regional, para poder examinar la causa del hecho.

El estudio concluyó que la responsabilidad del hundimiento había sido por fallas técnicas al momento de hacer las fundaciones con la mecánica de suelo que era errada, en otras palabras, los $19 millones adiciones que se tuvieron que poner para entender lo que había sucedido, determinaron que la municipalidad a través del profesional que se había contratado, era responsable de haber hecho una mala mecánica de suelo y, por tanto, al hacer la fundación del piso del gimnasio este simplemente cedió y terminó hundiéndose.

El gimnasio permaneció un año y medio sin mayor avance mientras se hacia la investigación pertinente, a continuación en el mes de Septiembre del 2011, la Sra. Alcaldesa junto con su equipo técnico determinan que se debía invertir $205 millones pesos más aparte de los $425 millones para poder mejorar el suelo y rehacer nuevamente el piso que se había dañado. Durante todo ese tiempo la estructura metálica estuvo a la intemperie, esta estaba cubierta con una pintura denominada entumescente, la cual tiene por función ser un sistema de protección pasiva contra el fuego, la que además es obligatoria por normativa pública y dada la exposición y descuido de la obra, está se dañó dejándola inservible.

En un nuevo error municipal, en los $205 millones no se considero la reintalación de la indicada pintura, cuyo costo ascendía a $28 millones de pesos.

Catalán calificó este hecho como otro de mal manejo de la gestión anterior, enfatizando que la sucesión de errores que se cometieron “en forma torpe, errada y negligente” por unidad técnica municipal de ese momento siguió la misma suerte que proyectos como las 28 casas que se hundieron en Villa Aysén y el Alcantarillado del sector Pedro Aguirre Cerda, obras mal diseñadas y abandonadas, con pérdidas millonarias para el fisco, todas las cuales tuvieron como responsable a la municipalidad.

Respecto del Gimnasio, dijo, “Nosotros sólo conseguimos las platas para que se pudiera seguir con el trabajo, pero no podíamos conseguir mas de $205 millones porque superaba el 50% de lo que originalmente costaba el proyecto, y por lo demás tal cifra la acordó la alcaldesa anterior con la empresa ejecutante”

El  Director de obras, Felipe Marín, exige para la continuación y recepción de la obra que se considere reinstalar la pintura entumescente no considerada en los $205 millones nuevos, lo que obligó a la actual  administración a tomar la decisión de que la última partida de la edificación, que es poner la carpeta del piso que recubre el cemento del gimnasio no se hiciera, para poder repintar la estructura con la característica que exige. No obstante, entendiéndose la imperativa necesidad de dotar al recinto de su carpeta, ésta se postuló a financiamiento por medio de un Fondo de Inversión Educación –FIE por $32 los cuales están a la espera de  aprobación de esos recursos para concretar la infraestructura.

Finalmente, dada la gravedad de los errores cometidos por parte de administración anterior en el proyecto del gimnasio de la Escuela Gabriela Mistral, el Alcalde anunció que se tomarán acciones legales para determinar las responsabilidades del nuevo descalabro económico que significó el mal accionar y que tiene alertada a una comunidad educativa que resultó dañada por la negligencia municipal.

Tras esta explicación Catalán calificó las críticas como parte de un montaje político que busca responsabilizar a la actual administración de los grotescos y reiterados errores de la administración anterior.

Dijo, por último, “ Para mentir y comer pescado, hay que tener mucho cuidado”