Alcalde Catalán: “Es importante mantener las cámaras hiperbáricas ya sea por intervención del Estado o por la acción propia de las empresas salmoneras”.

El Alcalde Oscar Catalán representó la inquietud manifiesta por los integrantes del Consejo de Seguridad Pública de la comuna porteña, ya que el inminente cierre de la cámara hiperbárica en Aysén podría traer consecuencias fatales para los buzos; por lo mismo, el presidente del sindicato “Oxxean Dawn”, José Mansilla, se reunió con el edil para aunar fuerzas y ver la factibilidad de evitar el cierre de este equipamiento.

“Nos sumamos a la preocupación de los gremios y del Consejo de Seguridad Pública ante el inminente cierre de la cámara hiperbárica de Aysén, igual suerte que correría la cámara de Guaitecas.  En este país hay cinco cámaras en funcionamiento, y estas  resultan de extrema necesidad cuando ocurren accidentes de descompresión incompleta, lo que significa para ellos quedar con secuelas gravísimas o la muerte misma, manifestamos nuestra preocupación para que se busquen las estrategias porque es importante  mantener las cámaras hiperbáricas,  ya sea  por intervención del Estado o por la acción propia que las empresas salmoneras pudiera realizar en torno a tener este elemento vital para los buzos que trabajan en el litoral de Aysén. El no tener estas cámaras arriesga a la empresa a recibir acciones civiles en su contra, por su responsabilidad en el resguardo de una actividad tan importante como la que se indica, no obstante lo que interesa es tomar medidas a tiempo para que la vida de la gente de trabajo quede mejor resguardada ante la posibilidad de un accidente hiperbárico”, indicó el edil de la comuna de Aysén.

El presidente del sindicato “Oxxean Dawn”, integrado por 89 socios, explicó: “El alcalde fue uno de los primera en alzar la voz en lo referente al tema que nos compete a nosotros los buzos y vamos a trabajar en conjunto con la alcaldía para que no se cierre la cámara en la región y poder buscar una solución para solventar la mantención, por lo mismo,  vamos a tener  reuniones con los representantes de algunas empresas, de lo que informaremos al municipio y al consejo de seguridad, ya que esto es sumamente necesario para nosotros; estamos tan aislados que no podemos salir de la región en caso de una enfermedad como esta que tiene  implicancias  que van de graves a gravísimas, inclusive con resultado de muerte”.

Catalán informó que el jueves se reunirán las empresas  con el gerente de la empresa propietaria de la cámara hiperbáricas con empresas salmoneras y buzos para buscar la estrategia que les permita contar con este instrumento que resguarda la vida de los buzos de Aysén nuevamente.

Cabe destacar que la actividad del buceo ha sido por siempre preocupación del municipio de Aysén, es así como el año 1996 se contrató una empresa para que dictó un curso de familiarización con máscara facial, lo que permitió el acceso de 57  buzos básicos a la tarjeta de buzo intermedio, curso que consideró una inversión por persona de $700 mil de esa época.