Municipio de Aysén implementa proyecto piloto de Terapias Asistidas con Animales con pacientes de Rehabilita y usuarios de programa A Tiempo

La municipalidad de Aysén, a través de su Dirección de Desarrollo Comunitario,  vuelve a marcar un hito a nivel regional al realizar una inversión para incluir la equinoterapia y la canoterapia como terapias complementarias para la atención de pacientes del Centro Rehabilita de Puerto Aysén y con adolescentes y jóvenes usuarios del programa “A Tiempo” del Senda Previene.

En la oportunidad, se realizó una ceremonia en la que participaron autoridades, directores de establecimientos educacionales, beneficiarios del proyecto, entre otros que mostraron su beneplácito al conocer los alcances del desafío que se autoimpuso el municipio porteño, en donde además firmó un convenio de colaboración con el Club de Leones y el Centro Rehabilita que opera en Puerto Aysén para atender a sus pacientes.

La Directora de Desarrollo Comunitario, Karina Montecinos, explicó: “la gestión del Alcalde Catalán ha estado marcada por generar estrategias bastante innovadoras. Esta es una iniciativa que está desarrollando la Oficina de Discapacidad e Inclusión, que consiste en Canoterapia en tres establecimientos educacionales municipales que son el Liceo Raúl Broussain Campino, el Liceo Politécnico y la Escuela Gabriela Mistral, y la próxima semana comenzamos a realizar Equinoterapia con la agrupación Rehabilita de Puerto Aysén, así que también nos tiene con hartas expectativas y sin duda creemos que nos va a ir bastante bien”.

Director del Centro Rehabilita, Hans Beisagel, destacó: “desde hace un tiempo hemos estado persiguiendo esta opción de hacer estas terapias en la comuna de Coyhaique, pero se nos ha hecho complejo no sólo por la infraestructura y conseguir un lugar apropiado sino que por un tema económico. Cuando supimos de la posibilidad de hacerlo en Aysén fue muy bien tomado por nosotros como centro;  la hipoterapia y la canoterapia no solamente dan un estímulo sensorial a nuestros pacientes sino que también nos ayuda a la convivencia entre ellos y activa otros vínculos importantes no solamente la parte motora sino que la parte cognitiva”.

Pamela Antrillao, kinesióloga de la OMDI, quien es la encargada de ejecutar las terpias con equinos, indica los beneficios de utilizar terapias asistidas con animales:  “la equinoterapia es súper integral no solamente trabaja el área motora, área física-motora, sino que también trabaja el área sensorial y la parte emocional aprovechando los beneficos que nos entrega el equino como por ejemplo la temperatura del animal, que es un grado mayor al nuestro, favorece la parte neurosensorial, el funcionamiento muscular general, entrega sentimiento de seguridad, autoconfianza, y favorece la integración”.

La utilización de la canoterapia se realiza en usuarios del programa “A Tiempo” del Senda Previene, el que se ejecuta en los liceos Politécnico y Raúl Broussain Campino, y en la escuela poetisa Gabriela Mistral, el director de este último establecimiento educacional, Marcelo Marchant indicó: “Agradecido de que nos hayan considerado como establecimiento educacional para la implementación de esta iniciativa porque créame que tiene un efecto muy lindo y de verdad ya se está notando. El Elmer vine aquí como un amigo y los viene a  apoyar en su proceso; muchas veces los niños se cierran a hablar con nosotros los adultos porque a veces somos la causante de sus problemas y tenemos que darle está oportunidad de que puedan expresarse, y estamos felices de que tengan esta oportunidad  porque lo queremos es que se expresen para que se liberen y puedan seguir desarrollándose como personas”.

La profesional asistente social del programa “A tiempo”, Soledad Millatureo, destacó respecto de la integración del canino “Elmer” a su equipo de trabajo: “Nosotros por lo general atendemos a jóvenes entre 14 y 17 años, y la adherencia es inmediata, Elmer tiene una capacidad muy particular, es muy cariñoso, es muy empático entonces muchas veces hay emociones que nosotros los humanos no percibimos, pero si los animales y en ese caso él sabe cómo llegar a cada uno de los jóvenes de forma diferente”.

La terapeuta ocupacional Rocío Zapata, que es la entrenadora de “Elmer”, destaca los beneficios de utilizar la canoterapia:   “Son muchos los beneficios que te podría mencionar, pero la diferencia se produce que el niño no va a un tratamiento médico o a un tratamiento con psicólogo o con trabajadores sociales, si no que el niño viene a jugar y eso entrega un plus extra a la motivación, entonces para ellos es muy importante poder venir, además que el perro entrega una empatía, un compañerismo y es un amigo más de la intervención entonces es prácticamente venir a jugar con su mejor amigo, más allá de  seguir un proceso interventivo es un proceso terapéutico”.