Municipio efectuó segunda versión de la Escuela de Voluntariado para juventudes en Puerto Aysén

Esto como parte de las actividades contempladas en el Mes de la Juventud que lleva adelante la Casa Edilicia.

Con la consigna de la erradicación en violencia de género y la defensa de los Derechos Humanos. La Ilustre Municipalidad de Aysén en colaboración con el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (SernamEG) y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) efectuó por segundo año consecutivo la Escuela de Voluntariado para Juventudes de la Patagonia. Una iniciativa que a través de diversas dinámicas de interacción e integración dotó de nuevos conocimientos a más de una treintena de adolescentes ayseninos para efectuar los cambios culturales que como sociedad se necesitan para avanzar en igualdad de derechos y respeto por la diversidad.

Frente a este hecho, el alcalde de Aysén, Julio Uribe Alvarado, expresó su felicidad por el trabajo efectuado con los jóvenes locales, destacando que esto congregó a estudiantes de diversos establecimientos educaciones “tenemos un grupo de jóvenes geniales que estarán trabajando como voluntarios para transmitirles estos conceptos a sus demás compañeros y poder avanzar en la erradicación de la Violencia contra las Mujeres, quisiera desearles que sigan trabajando en estas y otras materias también a nuestros jóvenes que han participado en esta Escuela”.

Por su parte la directora (s) SernamEG, Carla Arriagada Malagueño, realizó un énfasis en el trabajo que realiza el Programa de Prevención en Violencia contra la Mujer, actor fundamental para esta Escuela, el cual se encuentra principalmente orientado en los jóvenes entre los 14 a 19 años. Recalcando que es de importancia para el Servicio incorporar estas competencias en los establecimientos apostando de esta manera a generar personas como “agentes de cambio” en la comuna porteña y en la Región.

En tanto, el jefe regional del INDH en Aysén, Joaquín Bizama Tiznado, indicó que esta iniciativa pretende entre otras materias “entregar herramientas, conocimiento y generar un espacio de reflexión entorno a cómo los jóvenes pueden aportar en la vida de sus respectivas comunidades”, llevando a efecto una sinergia que permita crear espacios de respeto, la búsqueda de soluciones pacificas y alejadas de los entornos de violencia. El personero en DD.HH. espera continuar con estas acciones en los años venideros.

Para Leslie Bruna Bustamante, encargada territorial del Programa en Prevención de Violencia contra la Mujer del Centro Naa Alveré estas jornadas buscaron dotar de nociones teóricas y aplicaciones prácticas a los jóvenes para abordar la Violencias de género y contra las mujeres, en un enfoque apegado a los derechos humanos y esenciales para la promoción de una vida que conlleve entorno saludables para las poblaciones juveniles potenciando para esto a los líderes y lideresas del territorio aysenino.

Tras los módulos correspondientes, Elisa Jacob, estudiante del Liceo San José UR declaró que esta es la segunda oportunidad en la que participa de esta Escuela y manifestó su conformidad, ya que a su juicio este espacio “es bastante cómodo, una se siente bastante segura y comparte con gente que es de otros colegios y en eso uno crea lazos”, esto último considerando la participación del estudiantado de los establecimientos Kalem, Santa Teresa y Raúl Broussain de Puerto Aysén.

Su par, Jaris Vidal, proveniente del mismo colegio comentó que “fue una actividad muy bonita en la cual nos abrieron los ojos por decirlo de una forma, yo encuentro que eso es algo muy importante para todos nosotros porque siempre va a llegar, tristemente, un momento en que nos vulneren nuestros derechos y nosotros debemos saber cómo defendernos. Es algo muy necesario para cada uno”.

Finalmente, Valentina Celis del Liceo Santa Teresa de los Andes, expresó que las jornadas permitieron entender diversas situaciones que generalmente no son conocidas del todo a su edad “solamente se han escuchado o realmente no nos hemos enterado del trasfondo de estas cosas. Las monitoras fueron un siete, se portaron excelente con nosotros y espero que se repita”, sentenció la estudiante puertoaysenina.