Alcalde Martínez sorprende a vecinas mañihualinas con sentido obsequio

A través de esta herramienta, abuela y nieta se verán favorecidas. La abuela podrá continuar con su trabajo de costura y confección y la nieta facilitará parte de su terapia, consistente en elaboración de bolsos y guateros de semillas.

Un emotivo momento se vivió este viernes en Villa Mañihuales, hasta donde llegó el alcalde, Luis Martínez, en el marco de su agenda de actividades.

Luego de audiencias y reuniones sostenidas, el edil aysenino se trasladó a la casa de Luris Silva y su nieta Yulieth Pérez, quien en una visita anterior le contara al alcalde respecto a la necesidad de adquirir una máquina de coser, dado que es la herramienta de trabajo de su abuela, puesto que la que tienen, al ser de pedal, cansa las articulaciones de la mujer mayor.

Al respecto, Martínez Gallardo quiso sorprender a estas vecinas mañihualinas obsequiándoles la máquina de costura, esencial para cumplir con sus trabajos y, de esta manera, seguir costurando y confeccionando, actividad que la llena.

“Este es un regalo tremendo, un regalo inmenso del cual me ha dado la oportunidad el alcalde porque con mi máquina yo trabajo, pero esta máquina, este regalo, da mucho más. Mi máquina es antigua, tiene 52 años, y a mí me llega bastante costura, es lo que hacemos para tener nuestra platita. Hago costura de cortinas, funda de cojines, de sillones, arreglo de pantalones, de camisas, de todo me llega. Así que doy gracias a Dios por el regalo que nos han traído”, manifestó emocionada Luris Silva.

“Estoy muy contenta por este maravilloso regalo, vamos a salir adelante con mi nieta porque ella hace guateritos de semilla, y tratamos de venderlos y nos va bastante bien con lo que hace ella. Trabajamos mucho juntas, le he enseñado a costurar, a preparar dulce, hemos hecho mucho dulce de mosqueta, y así seguiremos trabajando hasta que Dios diga hasta aquí. Muchas gracias a don Luis, que es segunda vez que nos viene a visitar y no tiene que ser la última”, añadió.

Por su parte, Yulieh Pérez, se mostró muy agradecida por el gesto y explicó que “he postulado a varios proyectos, pero en ninguno he sido seleccionada. Ahora postulé a otro, a ver si salgo. Porque la máquina en realidad es importante para mi abuela y también para mí porque es parte de mis terapias. Hago trabajos manuales, bolsos, guateritos de semillas, y además los vendo, por lo que esta máquina de costura me sirve mucho porque la que teníamos es de las antiguas y había que estar enhebrando a mano. Le agradezco a mi terapeuta ocupacional, Katherine Vidal, porque ha sido un gran apoyo y esto de las costuras me da ánimo para salir adelante. Y al alcalde, por tomar en cuenta nuestra situación. Así que contenta con esto porque ya no será tan difícil. Me va a quedar más facilito para avanzar con mis trabajos”.

La máxima autoridad comunal, en tanto, señaló que “esto tiene que ver con la perseverancia de ambas. Yulieth se acercó a mí a conversarme de que lleva muchos años participando y tratando de tener un proyecto, que había hecho capacitaciones a través de su terapeuta y me quiso a presentar a su abuela, que me dijo que era la mejor para hacer mermeladas, la mejor para costurar, pero que ya le dolían las piernas con la maquina antigua que tenía y que algún día le gustaría tener una. Golpeando puertas buscamos y pudimos hacer este aporte personal. Pero no es tanto la máquina, ellas querían tener una herramienta más para trabajar, para proyectarse, para que sus trabajos lleguen a la comunidad”.

Agregó que “espero que este virus que nos ha tenido encerrados, también sirva para dar apertura a todos estos emprendimientos y de alguna forma visibilizarlos, y puedan vivir un poco más felices. Porque ya lo son, pero siempre son necesarios los aportes. Hacen costuras, hoy mascarillas, estar acá es emocionante porque es lo que se debe hacer y también dan más ganas de que estos programas el estado, del gobierno, que a veces nosotros mismos administramos como municipalidad hay que focalizarnos de mejor forma para que puedan llegar a las personas que realmente lo necesitan, como es este caso que yo creo que de hoy día en adelante tendrá un antes y después y vamos a estar como hemos estado con toda la comunidad, visitándolos en el día a día. Felicidades a las dos y decirles que su emoción nos llego al corazón y nos inyecta de energía para continuar trabajando”, finalizó Luis Martínez.